Consejo Pastoral Parroquial

El consejo parroquial de pastoral es un grupo de diáconos, laicos y religiosos, que, junto al sacerdote de la parroquia, expresan , actualizan y concretan los rasgos característicos de la iglesia, misterio de unidad, comunión y misión.

 

 

- Es expresión privilegiada del talante comunitario de la Fe de la iglesia.

 

- Es ámbito de participación activa en las inquietudes y necesidades pastorales.

 

- Es el signo de corresponsabilidad en la misión de evangelizar el entorno parroquial.

¿Quienes conforman el consejo

pastoral parroquial?

 

 

En el consejo pastoral parroquial deben estar representadas los distintos grupos pastorales, que participan en la parroquia.

 

El párroco es quién debe presidir este consejo. Es un órgano de gran importancia, pero no hay que olvidar que es consultivo. En caso de haber alguna cuestión, que no llegue a determinarse por todos los miembros, la decisión última es del Sr. Cura Párroco.

 

La presidencia, que corresponde al párroco.

 

Un coordinador o dos, que dirigen la pastoral de la parroquia

 

Un secretario, que se encarga de hacer actas de reuniones y oficios que sean necesarios.

 

Representantes de cada uno de los grupos que participan en la parroquia.

Los grupos de la parroquia son:

 

·Pastoral de liturgia

·Pastoral de comunicaciones

·Pastoral social

·Pastoral familiar

·Catequesis pre-bautismal

·Catequesis de primera comunión ·

Catequesis de confirmación

·Catequesis pre-matrimonial

·Catequesis especial

·Servidoras de San José

·Movimiento de las pequeñas almas

·Madres apostólicas

·Lectio divina

·Taller de oración y vida

·Grupo del adulto mayor

·Grupo ensancha

·Grupo guías y scout Kütralwe Peñi

·Grupo misionero

Consejo económico parroquial

 

 

 

El consejo de asuntos económicos de la parroquia tiene función consultiva, no deliberativa. Sin embargo, en él se expresa la colaboración responsable de los fieles en la gestión administrativa de la parroquia en conformidad al canon 212 § 3. El párroco pedirá y evaluará atentamente su parecer, no se apartará del mismo a no ser por graves motivos, y lo usará ordinariamente como válido instrumento para la administración de la parroquia.

 

Queda firme, en todo caso, que corresponde al párroco la representación legal de la parroquia en todos los negocios jurídicos, siendo el administrador de todos los bienes parroquiales, según el canon 532.

 

El consejo de asuntos económicos de la parroquia tiene las siguientes finalidades:

 

a) ayudar al párroco a preparar el presupuesto de la parroquia, enumerando los gastos previsibles para los diversos sectores de la actividad e individuando los respectivos medios de cobertura;

 

b) aprobar el balance al finalizar cada ejercicio, previo examen de los libros contables y la documentación respectiva;

 

c) verificar en lo que hace a los aspectos económicos la aplicación de la convención prevista por el canon 520 § 2 para las parroquias confiadas a religiosos;

 

d) expresar su parecer sobre los actos de administración extraordinaria;

 

e) supervisar la actualización anual del estado patrimonial de la parroquia, el depósito de las respectivas actas y documentos en la Curia diocesana (canon 1284 § 2, 9°) y de las copias en los archivos parroquiales.